¿Buscas un abogado en Zaragoza?

El hombre se desarrolla en sociedad, de esta manera su conducta la rigen, en gran medida, las leyes del hombre. Aunque también existen otro tipo de leyes como las naturales, las religiosas, las sociales e incluso las de cada familia. Las leyes del hombre son las que tienen consecuencias más radicales en nuestras vidas. Si incumples con las leyes religiosas, pueden expulsarte de la iglesia a la que asistes, si no sigues normas básicas de educación pueden aislarte de eventos, pero si no cumples con las leyes sociales, puedes ir a la cárcel y perder tu libertad. Es por ello la importancia de los abogados en nuestra sociedad actual, antes de llegar a una instancia como esa debemos tratar de llegar a acuerdos, a negociaciones y prevenir con la redacción de contratos y convenios. Pero todo bajo la asesoría de un abogado profesional, ya que, si lo hacemos por nuestra propia cuenta, corremos el riesgo de no estar haciéndolo bien o de incumplir con alguna variable.
El abogado, a diferencia de otros profesionales, debe tener mucho cuidado en salvaguardar la integridad y los bienes de su cliente. Es por ello que, contar con los mejores abogados en Zaragoza cuando tenemos conflictos ya sea penales, civiles, mercantiles, laborales o de tipo empresarial, será indispensable para conservar nuestra tranquilidad. En los mejores despachos de abogados de Zaragoza, puedes encontrar profesionales confiables, que nos pueda dar el panorama completo del conflicto que estamos viviendo, que además cobren honorarios justos y que seas éticos e íntegros, esto será decisivo para llegar a un buen acuerdo o para que nos represente ante cualquier tribunal.
A continuación, te damos una serie de consejos para escoger el bufete de abogados en Zaragoza que más te conviene.

Elige la especialidad de tu abogado en Zaragoza

¡Queremos ayudarte a encontrar el mejor abogado en Zaragoza para tu caso!

Gratis

Enviaremos tu consulta a distintos despachos especializados completamente gratis. Son muchos los abogados que cobran solo por la valoración ¡Aprovecha!

De tu provincia

Buscar este tipo de servicios por Internet suele tener el inconveniente de no poder localizar los que verdaderamente nos interesan. En abogado.org solo conseguiremos para ti valoraciones de abogados de tu ciudad o provincia.

Personalizado

Indícanos tus necesidades y te pondremos en contacto con los mejores y más profesionales abogados cerca de ti.

Sin compromiso

Gratis es gratis. Si solo buscas información, aunque solo sea para orientarte, no lo dudes, ¡déjanos ayudarte!

Nombre*

Email*

Teléfono*

Describe brevemente tu caso

¿Qué tener en cuenta al buscar un abogado en Zaragoza?

¿Es mejor contar con un abogado especialista o generalista en Zaragoza?

Al requerir los servicios de un abogado, lo ideal es informarse de fuentes fidedignas para formarse un criterio de las características que debe tener el profesional y que tengamos los resultados deseados. De las primeras dudas que nos aparecen es, si es mejor que sea un abogado generalista o uno especialista, a continuación, mencionaremos las ventajas de cada uno.
Ventajas del abogado generalista
No se trata de una regla, pero comúnmente este tipo de abogados tienen tarifas asequibles comparadas con las de su contraparte, los especialistas. Esto puede ser razonable ya que tienen más posibilidades de tomar más casos. La parte de honorarios es importante, se trata de resolver un problema legal, pero sin involucrarnos en uno económico. Los servicios de los abogados generalistas en Zaragoza suelen ser más accesibles.
Su visión de cada problema es global, algunos confunden esto y comentan que el abogado generalista sabe de todo y de nada a la vez, pero no es así, esta clase de abogados puede tener más de un arma para llevar tu caso, incluso están acostumbrados a guardar ases bajo la manga. Un abogado generalista puede llevar el caso de un divorcio, de un inquilino que no ha pagado el piso, de sucesiones testamentarias, igual problemas de trabajadores y patrones, de aduanas y comercio exterior, así que todo lo que sepa sobre ti y tu caso puede usarlo a tu favor.
Suelen ser más cercanos a su cliente, hacen más preguntas y quieren enterarse de todo el contexto, recuerda que su óptica es “general”. No sólo abarcan tu problema, sino que indagan más allá y esto puede darles argumentos para negociar. Saben que parte de su éxito es involucrarse en tu problema como si fuera propio.
El abogado generalista puede convertirse en tu abogado de confianza o el de tu familia, ya que puede tomar casos de diversa índole. Una vez que tu necesidad haya sido resuelta, si en el futuro vuelve a presentarse otra, ya tendrás con quien ir.
Ventajas del abogado especialista
Tiene un profundo conocimiento sobre su área, no sólo por sus estudios sino por la misma experiencia. Mientras que un abogado generalista toma diez casos diferentes, un especialista puede tomar esos mismos diez, pero de un solo tema.
Es más fácil que esté actualizado porque todos sus recursos, como tiempo y dinero están dirigidos a una sola área, que puede ser laboral, civil, penal, o cualquier otra. No tienen que asistir a muchos congresos, seminarios o talleres para estar al tanto del panorama legal de su entorno, basta con que se inscriban a los más importantes de su área de servicio.
Sus honorarios son elevados comparados con los abogados generalistas, pero también pueden ser más efectivos. Si tu problema está creciendo o se está descontrolando, si las consecuencias pueden ser graves y requieres de un servicio rápido, productivo y confiable, te recomiendo acudir con un abogado especialista en Zaragoza.
Encontrar un abogado en Zaragoza generalista o especialista es posible, hay varias opciones de ambas partes, lo más importante es que te sientas seguro de que es la mejor opción para ti.

¿Qué valora más, la juventud o la experiencia en un abogado de Zaragoza?

Hay abogados en Zaragoza tanto jóvenes como experimentados, podemos pensar que para nuestro caso es mejor un abogado con experiencia que nos brinde mayor soporte y certidumbre, sin embargo, hay casos en que la juventud puede hacer un gran papel. Veamos entonces, las ventajas de cada uno y escoge al mejor.
Ventajas del abogado joven
Una de las características de las personas jóvenes es su ímpetu, combinado con los conocimientos de derecho puede ser un excelente dúo. Un abogado joven es más arriesgado que uno de experiencia. Son más radicales y les gusta ir por todo, es decir, tomará tu caso para ganar. Es una cuestión de personalidades, si eres de los que le gusta arriesgar para ganar, este tipo de abogado te sentarán muy bien.
Son menos selectivos para los casos que deciden tomar, la razón es lógica, quieren ganar experiencia así que no discriminan. Lo más importante para ellos es sumar casos y tener posibilidades de demostrar sus habilidades en los juzgados. Si tu caso es especial, y alguien ya te ha dicho que difícilmente lo van a tomar por la complejidad que representa, o ya te han rechazado algunos profesionales, entonces un abogado joven que no tiene más que perder, seguro irá contigo.
No tiene una reputación como tal, no quiero decir que tenga mala fama o que no sean nadie, sino que está construyendo su reputación, por lo tanto, tienden a esmerarse más, se están abriendo camino y lo que les interesa es que los reconozcan como eficientes. Incluso saben que su falta de experiencia se puede ver insignificante, si los pocos casos que han tomado los han ganado. Un abogado en Zaragoza joven se comprometerá a tal grado que, tus intereses serán los suyos, incluso encima de sus asuntos personales.
Ventajas del abogado experimentado
Son precavidos. Con un abogado experimentado siempre tendrás certidumbre, él te explicará muy bien los riesgos a los que te expones, los alcances y límites de tu situación y qué puede hacer por ti de manera realista. No te dará falsas expectativas porque su reputación y la de su equipo estaría en juego.
Será mejor negociador que uno joven, aunque algunos son negociadores natos, es de reconocerse que las habilidades de negociación se fortalecen y dan mejores resultados con la práctica. Si antes de ir a un pleito en un juzgado o de poner una demanda, crees que puedes obtener algo hablando y negociando, el abogado con experiencia es para ti. Si tu lema es “mejor un buen acuerdo que un mal pleito”, entonces no pienses más y selecciona a un abogado con años de trabajo como respaldo.
Durante su largo recorrido como abogado, habrá hecho relaciones y contactos de largo plazo en los juzgados, en las secretarías, con empresarios y con otros abogados. Estas relaciones pueden jugar a tu favor, un abogado experimentado no sólo sabe que debe contar con una red de contactos para darle resultados a su cliente, sino que conoce a las personas indicadas.

 

¿Hay que confiar más en un Despacho de Abogados grande en Zaragoza que en uno pequeño?

El Otra de las opciones para seleccionar un despacho de abogados en Zaragoza es por su tamaño, hay bufetes de abogados grandes que tienen una gran infraestructura y que esto les puede aportar beneficios, sin embargo, también los despachos pequeños en los cuales hay menos personal, son ideales para ciertos casos. Veamos a detalle cada uno.
Ventajas del despacho de abogados pequeño
Un despacho de abogados pequeño te brindará una atención más personalizada, se fijará más en los detalles. Si eres una persona que valora que los demás te pongan atención, que te sientes bien siendo escuchado, un despacho pequeño puede garantizar ese nivel de servicio. Este tipo de despachos puede ser cálido y humano, al mismo tiempo que trabajar de manera eficiente. La atención personalizada incluye que tengas más contacto con el profesional, que sepas cómo va tu caso en tiempo real y que estés más involucrado en la solución de tu problema.
En un despacho de abogados pequeño, es probable que te asignen un abogado exclusivo, que será el único con el que vas a tratar todo el tiempo mientras dure la resolución de tu problema. Esto puede darte confianza y seguridad, si este abogado te parece profesional y ético, garantizarás tu tranquilidad durante el proceso.
Por cuestiones de tamaño y de recursos, los despachos de abogado pequeños tienen menos casos que cubrir y por lo tanto, pondrán especial atención en tu caso. Esto puede significar que tu problema sea resuelto más rápidamente o que se analicen más las variables que están perjudicando la situación.
Ventajas del despacho de abogados grande
Un despacho grande dispone de muchos recursos para que la demanda en cuestión se resuelva a tu favor, para negociar, para ir a juicio. Son varios abogados los que trabajan ahí, cada uno de ellos con una visión, con cierto conocimiento y experiencia, con contactos y relaciones que si se suman pueden hacer la diferencia.
Puede ser que un despacho grande cuente tanto con abogados generalistas como especialistas, lo que combinaría lo mejor de ambos mundos para darte servicio. Además, tu problema será visualizado desde varias perspectivas porque habrá varios profesionales detrás de él. Un despacho grande de abogados, representa mejor casos complejos o empresariales, debido a que tiene la suma de la experiencia de sus miembros.
En un despacho grande hay procedimientos que cumplir, horarios y tarifas estandarizadas. Siempre habrá quién responda el teléfono y te proporcione información. Esto es tranquilidad y certidumbre para ti, mientras esperas que se resuelva tu conflicto legal. Tiene un horario de atención fijo, tienes garantía de que no se abandonará tu caso ni se dejará a la mitad del proceso y probablemente tenga el respaldo de una firma más grande detrás de él.
Tal vez no sea una razón de peso el tamaño del despacho como tu apreciación del mismo, al final lo que se busca es resolver a tu favor el proceso legal en el que estés involucrado y esto lo puede hacer igualmente bien un tipo de bufete que otro.

¿Cuáles son las formas de pago que existen para un abogado en Zaragoza?

Los servicios de un abogado se pagan por honorarios, sin embargo, hay varias formas de otorgarlos. Lo más importante en la parte del pago, es que todo quede aclarado antes de que el abogado empiece su gestión, de otro modo puede haber malentendidos. Si algo no entiendes del todo, es correcto pedirle que te lo vuelva a explicar hasta que no quede ninguna duda. Recuerda que la parte monetaria sí importa, analiza si para ti es redituable lo que vas a pagar, de acuerdo al resultado que te están ofreciendo.
La propuesta debe quedar por escrito, en un contrato firmado por ambas partes en cada una de las hojas y ambas partes deben estar conformes. También debe quedar estipulado lo que pasaría con el pago, si una de las partes implicadas incumple y las garantías que pudieran hacerse válidas. Un abogado que siente que no está percibiendo los honorarios que vale, puede hacer un trabajo deficiente y al final, la parte más perjudicada serás tú. Los honorarios que cobre te deben hacer sentir cómodo.
A continuación, te presento los tipos de pago que pueden convenir:
Por comisión o porcentaje. Este tipo de pago es el más común y con el cual, el cliente se siente más cómodo. Es válido, pero ten en cuenta que hay procedimientos legales que tienen costos y que tú tendrás que absorber, pregúntale a tu abogado el detalle para que lo tomes en cuenta y no te sorprenda.
Tras vencer el caso. Cuando hay el conflicto es por cuestiones monetarias, este tipo de pago es común. Si se trata de un pleito laboral por despido injustificado, en caso de que el trabajador gane, seguramente la empresa tendrá que pagar penalizaciones y salarios vencidos, así que sobre ese monto puede cobrar el abogado. Este tipo de acuerdos, también dan certidumbre al cliente.
Pago previo o adelanto. Tal vez los clientes no se sientan tan seguros con esta forma de pago porque implica confiar en el abogado, pero hay que tomar en cuenta que tal vez sea la única forma de trabajar con profesionales de reputación, así que, si te parece razonable el adelanto, tienes cierta confianza en tu abogado y tu economía lo permite, es una buena opción.
Tarifa fija. Sobretodo los despachos grandes cobran por tarifa fija, algunos ya tienen dichas tarifas estipuladas y así todo es más transparente para el cliente.
Por tarifa por hora. Para casos como asesorías, consultorías y redacción de contratos, es ideal esta forma de pago.
Con algún bien o inmueble. Cuando el pleito es por algún bien inmueble, si al final del proceso judicial, éste se adjudica al cliente, puede haber un convenio para que se venda y se le de una comisión al abogado.
Como puedes observar, la forma de pago depende del tipo de abogado que estés contratando, del caso que se esté llevando y de tus posibilidades económicas. Si el bufete de abogados en Zaragoza que estás contratando te parece fiable, te ha convencido y quieres cerrar trato con él, pero los honorarios te parecen elevados o no estás de acuerdo con la forma de pago que te ha propuesto, es mejor que no lo contrates hasta no estar seguro al cien por ciento. Como ya lo hemos repetido con anterioridad, tu presupuesto importa para que tu caso sea exitoso.

¿Es importante contar con un despacho que me asigne un abogado exclusivo en Zaragoza?

Antes que nada, piensa en cómo podría beneficiarte contar con un abogado exclusivo en Zaragoza, y si para el caso en el que estás implicado, realmente significa una ventaja.
Por eso en este apartado te vamos a decir en qué casos te conviene contar con la asignación de un abogado exclusivo en Zaragoza:
Tu caso tiene un nivel personal, es de la rama del derecho familiar. Cuando estamos tratando conflictos como el divorcio, la patria potestad de un hijo y asuntos de esta índole, no sólo buscamos en nuestro abogado un profesional tenga conocimiento de su área, sino que además buscamos sentirnos acompañados en el difícil proceso. En algunas ocasiones nos da pena tratar temas internos de familia y confesar maltratos, abusos y demás situaciones con extraños, aunque sean profesionale. Seguramente nos sentiremos con más confianza tratando sólo con un abogado, que con todo un equipo.
Si hablamos de exclusividad entendida como que el abogado sólo esté dedicado a nuestro caso, si nuestro problema es empresarial, también aplica. Son muchos los elementos involucrados y será mejor que se le dedique el total de su tiempo.
Si el caso requiere ir a juzgados, tribunales y hacer algunas investigaciones, además de estar contrarreloj y dependes del tiempo, también será bueno contar con un abogado que nos dedique su jornada completa.
Si tu caso no presenta estas características, realmente no representará ninguna ventaja competitiva contar con una exclusividad, cuida este punto porque tener un abogado dedicado a tu caso hará que los costes por honorarios se eleven. El hecho de tener un buen profesional legal no tiene que ver con que este dedicado a tu caso. Si se trata de situaciones no complicadas, si es un especialista que va al mismo juzgado a diario a llevar documentación, si tienen tiempo para reaccionar, bien puede llevar tu caso y el de otras personas ,lo que repercutirá directamente en el precio que debes pagar por sus servicios.
Finalmente recuerda que el mejor abogado es con el que tú sientes confianza, el que te da seguridad de que tu caso está en buenas manos. Todas las ventajas de las que hablamos y los tipos de abogados que puedes encontrar ofertando sus servicios, tienen como eje tu problema, su grado de dificultad, las personas que están involucradas, las posibles soluciones y consecuencias. No es lo mismo atender el caso de una persona que no ha pagado renta del local comercial que le alquilas, un robo a casa habitación, al caso de incumplimiento de contrato de servicios por parte de un proveedor. Tampoco es lo mismo cuando están implicados cientos de euros que miles o millones. Para cada uno de nosotros, nuestros casos pueden ser los más relevantes y significa mucho lo que podemos perder, pero ser realistas nos ayudará a controlar nuestros gastos y también el tiempo que le invirtamos. Escoger el justo equilibrio entre un abogado con capacidad para atender lo que le presentemos, que cobre justo y que además nos ayude a tener los resultados esperados será clave en el éxito.

¿Puedo contratar con un despacho de abogados aunque no esté en Zaragoza capital?

Si eres de cualquiera de los pueblos de Zaragoza: Abanto, Acered, Agón, Aguarón, Aguilón, Ainzón, Aladrén, Alagón, Alarba, Alberite de San Juan, Albeta, Alborge, Alcalá de Ebro, Alcalá de Moncayo, Alconchel de Ariza, Aldehuela de Liestos, Alfajarín, Alfamén, Alforque, Alhama de Aragón, Almochuel, La Almolda, Almonacid de la Cuba, Almonacid de la Sierra, La Almunia de Doña Godina, Alpartir, Ambel, Anento, Aniñón, Añón de Moncayo, Aranda de Moncayo, Arándiga, Ardisa, Ariza, Artieda, Asín, Atea, Ateca, Azuara, Badules, Bagüés, Balconchán, Bárboles, Bardallur, Belchite, Belmonte de Gracián, Berdejo, Berrueco, Biel, Bijuesca, Biota, Bisimbre, Boquiñeni, Bordalba, Borja, Botorrita, Brea de Aragón, Bubierca, Bujaraloz, Bulbuente, Bureta, El Burgo de Ebro, El Buste, Cabañas de Ebro, Cabolafuente, Cadrete, Calatayud, Calatorao, Calcena, Calmarza, Campillo de Aragón, Carenas, Cariñena, Caspe, Castejón de Alarba, Castejón de las Armas, Castejón de Valdejasa, Castiliscar, Cervera de la Cañada, Cerveruela, Cetina, Chiprana, Chodes, Cimballa, Cinco Olivas, Clarés de Ribota, Codo, Codos, Contamina, Cosuenda, Cuarte de Huerva, Cubel, Las Cuerlas, Daroca, Ejea de los Caballeros, Embid de Ariza, Encinacorba, Épila, Erla, Escatrón, Fabara, Farlete, Fayón, Los Fayos, Figueruelas, Fombuena, El Frago, El Frasno, Fréscano, Fuendejalón, Fuendetodos, Fuentes de Ebro, Fuentes de Jiloca, Gallocanta, Gallur, Gelsa, Godojos, Gotor, Grisel, Grisén, Herrera de los Navarros, Ibdes, Illueca, Isuerre, Jaraba, Jarque de Moncayo, Jaulín, La Joyosa, Lagata, Langa del Castillo, Layana, Lécera, Lechón, Leciñena, Letux, Litago, Lituénigo, Lobera de Onsella, Longares, Longás, Lucena de Jalón, Luceni, Luesia, Luesma, Lumpiaque, Luna, Maella, Magallón, Mainar, Malanquilla, Maleján, Mallén, Malón, Maluenda, Manchones, Mara, María de Huerva, Marracos, Mediana de Aragón, Mequinenza, Mesones de Isuela, Mezalocha, Mianos, Miedes de Aragón, Monegrillo, Moneva, Monreal de Ariza, Monterde, Montón, Morata de Jalón, Morata de Jiloca, Morés, Moros, Moyuela, Mozota, Muel, La Muela, Munébrega, Murero, Murillo de Gállego, Navardún, Nigüella, Nombrevilla, Nonaspe, Novallas, Novillas, Nuévalos, Nuez de Ebro, Olvés, Orcajo, Orera, Orés, Oseja, Osera de Ebro, Paniza, Paracuellos de Jiloca, Paracuellos de la Ribera, Pastriz, Pedrola, Las Pedrosas, Perdiguera, Piedratajada, Pina de Ebro, Pinseque, Los Pintanos, Plasencia de Jalón, Pleitas, Plenas, Pomer, Pozuel de Ariza, Pozuelo de Aragón, Pradilla de Ebro, Puebla de Albortón, La Puebla de Alfindén, Puendeluna, Purujosa, Quinto, Remolinos, Retascón, Ricla, Romanos, Rueda de Jalón, Ruesca, Sabiñán, Sádaba, Salillas de Jalón, Salvatierra de Esca, Samper del Salz, San Martín de la Virgen de Moncayo, San Mateo de Gállego, Santa Cruz de Grío, Santa Cruz de Moncayo, Santa Eulalia de Gállego, Santed, Sástago, Sediles, Sestrica, Sierra de Luna, Sigüés, Sisamón, Sobradiel, Sos del Rey Católico, Tabuenca, Talamantes, Tarazona, Tauste, Terrer, Tierga, Tobed, Torralba de los Frailes, Torralba de Ribota, Torralbilla, Torrehermosa, Torrelapaja, Torrellas, Torres de Berrellén, Torrijo de la Cañada, Tosos, Trasmoz, Trasobares, Uncastillo, Undués de Lerda, Urrea de Jalón, Urriés, Used, Utebo, Valdehorna, Val de San Martín, Valmadrid, Valpalmas, Valtorres, Velilla de Ebro, Velilla de Jiloca, Vera de Moncayo, Vierlas, Villadoz, Villafeliche, Villafranca de Ebro, Villalba de Perejil, Villalengua, Villamayor de Gállego, Villanueva de Gállego, Villanueva de Huerva, Villanueva de Jiloca, Villar de los Navarros, Villarreal de Huerva, Villarroya de la Sierra, Villarroya del Campo, La Vilueña, Vistabella de Huerva, La Zaida, Zaragoza o Zuera, ten en cuenta que existen muchos bufetes que ponen todos los medios a tu disposición para que los desplazamientos a sus oficinas sean infrecuentes o nulos, incluso existen despachos que operan de forma online en todo el territorio nacional.