¿Buscas un abogado en Sevilla?

No sabemos cuando necesitaremos de la ayuda de un despacho de abogados en Sevilla, en el día a día se pueden presentar situaciones variadas en donde, tengamos conflictos legales y para llegar a una resolución tengamos que acudir a uno.
Algunas situaciones pueden ser del tipo familiar como: sucesión testamentaria o divorcios, patria potestad de los hijos, así como demandas iniciadas por no llegar a acuerdos con la contraparte en infinidad de temas.
Hay casos de conflictos legales, en los que no se pide la estricta presencia de un abogado en Sevilla, por ejemplo, si estamos ante una separación laboral o un divorcio de común acuerdo, pero es más conveniente estar acompañado de uno, que pueda llevar el problema a buen término.
Los abogados no sólo son expertos en demandas, juicios y en resolver conflictos ante juzgados, también son grandes negociadores, es parte de su perfil. Esto quiere decir que pueden ayudarte a negociar tu liquidación con tu empleador, sin tener un tribunal de por medio, también puede ayudarte a realizar la transacción de compra-venta de una propiedad, ser el intermediario para rebajar el precio o lograr que se le hagan mejoras a la casa. Igualmente, si vas a dejar una propiedad que alquilabas, puede entregar el inmueble en tu representación, así como, asegurarse de que el casero reciba los documentos que acrediten que no dejas ningún adeudo, además conseguir la devolución de tu depósito, entre otras. Aunque parezcan tareas sencillas, que cualquiera de nosotros puede realizar, en realidad, es mejor dejarlas en manos de los expertos para más adelante tener todo en orden y evitar problemas futuros. Y si escoges entre los mejores bufetes de abogados en Sevilla, mucho mejor.

Elige la especialidad de tu abogado en Sevilla

¡Queremos ayudarte a encontrar el mejor abogado en Sevilla para tu caso!

Gratis

Enviaremos tu consulta a distintos despachos especializados completamente gratis. Son muchos los abogados que cobran solo por la valoración ¡Aprovecha!

De tu provincia

Buscar este tipo de servicios por Internet suele tener el inconveniente de no poder localizar los que verdaderamente nos interesan. En abogado.org solo conseguiremos para ti valoraciones de abogados de tu ciudad o provincia.

Personalizado

Indícanos tus necesidades y te pondremos en contacto con los mejores y más profesionales abogados cerca de ti.

Sin compromiso

Gratis es gratis. Si solo buscas información, aunque solo sea para orientarte, no lo dudes, ¡déjanos ayudarte!

Nombre*

Email*

Teléfono*

Describe brevemente tu caso

¿Qué tener en cuenta al buscar un abogado en Sevilla?

¿Es mejor contar con un abogado especialista o generalista en Sevilla?

Cuando se trata de contratar a un abogado en Sevilla, la primera duda que nos aborda es si será mejor buscar uno que tenga conocimientos generales o un especialista. Si recurrimos a la red o buscamos el consejo de un conocido, es muy probable que declinen por el especialista. Hoy se está a favor de la especialización e incluso de la sub especialización (por ejemplo, un abogado especialista en lo laboral, pero que además sólo toma casos de despido).
¿Por qué es común estar a favor de esta postura? Hay tanta competencia en todos los rubros, tanto profesional como empresarial, que una de las formas de diferenciarse, es a través de ofertar para un nicho específico de mercado. Podemos decir que, una forma no es mejor que la otra, sino que, en muchos de los casos, se trata de un tema puramente de marketing. Y volviendo al dilema ¿cómo decidirnos con qué tipo de abogado trabajar? En sí, no hay respuesta correcta, en ambas partes hay ventajas, veamos cada una de ellas.
Ventajas del Abogado Generalista:
Sus honorarios son más accesibles. Sino cuentas con un presupuesto grande, es mejor que optes por la generalidad. Esto pasa hasta con los médicos, es más económico ir con un general que con un psiquiatra, por poner un ejemplo.
Tienen una visión más completa de cada caso que aborda. Al tener más conocimientos “de todo”, tiene un enfoque más abierto. Si le das un caso muy básico a un especialista, puede tratar de resolverlo desde lo complejo.
Una vez que encuentres a tu abogado de confianza en Sevilla, podrás recurrir a él cada vez que tengas un problema. Hoy puedes requerir un abogado por despido ilegal, pero más adelante pudieras tener conflictos por un testamento, lo positivo es que ya tienes un abogado de cabecera, el mismo podrá ayudarte, no necesitas buscar más.
Ventajas del Abogado Especialista:
Si obtienes una ventaja real por resolver tu problema de manera más eficiente o en menos tiempo, te conviene un especialista, aunque sus precios sean más elevados. En algunas situaciones legales el tiempo es tu amigo, pero en otras no. Haz una evaluación costo beneficio y decide si te conviene pagar más, pero que represente más oportunidades de éxito.
Es el experto, si tu problema es poco común o muy específico, no hay duda de que hará mejor papel un especialista, quien tiene conocimientos profundos del tema.
Si el problema es muy grande o ha llegado a instancias extremas, es decir, si estás a punto de perder tu libertad, está en juego tu patrimonio o tu familia, será dinero bien invertido.
Ambas pueden ser excelentes opciones, lo que sí es un hecho, es que sea cual sea tu caso, antes de elegir por una u otra razón, busques un abogado que te dé confianza, con el cual te sientas bien al hablar. Este valor es irremplazable, de nada te sirve encontrar al mejor abogado en Sevilla, sea general o especialista si no hay empatía. Parte de la eficacia en su relación, está en la comunicación que mantenga ambas partes.

¿Qué valora más, la juventud o la experiencia en un abogado de Sevilla?

Otra pregunta que llega a menudo, juventud contra experiencia. Este tema ha sido motivo de discusión en las sobremesas de todo Sevilla y del mundo. Lo ideal sería encontrar el equilibrio entre audacia y ecuanimidad, pero a veces no existe y tenemos que tomar una decisión.
Un abogado joven tendrá más ambición, será arriesgado y antes de empezar a negociar, se lanzará con todo su armamento. En cambio, un abogado experimentado será más cauteloso, irá más a la segura, pero también conocerá más estrategias de negociación, incluso puede ser que tenga más relaciones y contactos.
Decide el que más te convenga de acuerdo a tu propio estilo ¿cómo te sientes más a gusto? Hay personas que no toleran los riesgos, por ejemplo, una persona alquilaba un piso. Hubo problemas con el casero porque no estaba proporcionando el servicio de agua, el inquilino amenazó con dejar el inmueble, acto seguido llega el casero con un abogado porque del pago de la renta dependían algunos gastos fijos del propietario, no se podía dar el lujo de perder esa mensualidad. El inquilino se molestó y retrasó el pago de la renta diez días, buscó a un abogado, el licenciado ya pasaba de los cuarenta y había atendido miles de casos, su proceder ya no era impulsivo. Le dijo que tenía un contrato firmado y vigente, así que, si dejaba de pagar la renta, el dueño tenía derecho a demandar y lo peor que podía pasar es que le quitaran algún bien a su nombre, el inquilino tenía un auto recién sacado de la agencia, no quiso arriesgarse. Siguió su consejo y negoció con el casero, finalmente lo dejó ir antes de que se venciera el contrato sin penalizaciones, pero no devolvió el dinero del depósito. Su tranquilidad y su auto nuevo lo valía. Este tipo de abogados dicen que es mejor un buen arreglo, que un mal pleito.
Pero no todos reaccionan así, además hay casos que ameritan arrojo y valentía. Jugarse el todo por el todo también es opción, seguro alguien más joven apostará a ganar. Regresando al caso de la custodia de un menor, si fuera tu propio hijo, no te convencería sólo verlo los fines de semana o que tuviera su custodia absoluta la otra parte, el único objetivo sería ganar la patria potestad.
Volviendo al tema del costo y la accesibilidad. Un abogado joven podría tratar de minimizar su falta de experiencia disminuyendo sus tarifas, comparadas con las de abogados de edad. Al mismo tiempo que obtener una cita con él sería más sencillo, los bufetes de abogados en Sevilla que tienen años en el mercado, se encuentran en algunos casos, saturados y encontrarás cita hasta dentro de algunas semanas.
También puede haber despachos de abogados en Sevilla de reciente creación pero que cuenten con un titular o con asesores que lleven años litigando o trabajando en el medio. De cualquier forma, resulta conveniente investigar más sobre el despacho que queremos contratar, para no dejarnos llevar por una primera y equivocada impresión.

¿Hay que confiar más en un Despacho de Abogados grande en Sevilla que en uno pequeño?

El Podemos enfocar esta pregunta desde dos vertientes, un despacho grande podría tener más experiencia y recursos para atender mi caso o un despacho pequeño me puede dar una atención más exclusiva, por qué no decirlo, más humana. En ambos casos hay algo de razón, así que analicemos cuáles son las ventajas de cada parte.
La situación económica es una de las condicionantes que más preocupan al cliente, a menudo se preguntan por el coste total de los servicios de un abogado, en algunos casos no es posible predecir absolutamente todo con certeza, sólo llegar a aproximaciones. También la decisión de cuánto desembolsar para honorarios de abogados, se puede ver afectada por las probabilidades de ganar o perder el caso o negociación.
Es por ello que la diferencia principal entre un despacho grande y uno pequeño son sus tarifas. Un despacho grande podría tener tarifas más económicas ya que, su estructura le permite tener más volumen de trabajo y por lo tanto reducir sus costes. También puede contratar profesionales por un salario promedio y completar jornadas de trabajo, sin mayores problemas. Aunque sus costes fijos son más altos, quizá la renta de las oficinas corporativas, los viáticos de sus abogados, gastos fijos como electricidad y servicios, también le es posible tomar muchos más casos al mismo tiempo.
Un despacho pequeño podrá tomar sólo algunos casos, siempre está buscando trabajo para completar sus cargas laborales y no tiene muchas opciones para optimizar sus precios, sus tiempos y sus procesos, por decirlo de alguna manera, es más artesanal.
Más allá de la parte económica, veamos algunas otras características de ambos lados.
Un despacho grande puede contar con varios expertos, que aborden tu caso desde diversas perspectivas, sin que esto implique que gastes más, nuevamente sale el tema del dinero. También podría tener más opciones de actualización, procedimientos estandarizados de atención al cliente, tarifas, tiempos de respuesta. Esto también implica que tu sepas mejor qué esperar en cuanto a resultados.
Sin embargo, el despacho pequeño se mantendrá muy cercano a ti, te va a informar de cada paso que dé y te involucrará al máximo en el proceso, esto te puede hacer sentir en control y por lo mismo darte certeza. También es posible, que el despacho pequeño atienda tu caso con más esmero porque al tener menos clientes, se entienden que los cuidarán más. Un despacho grande puede pasar por alto una disconformidad tuya, porque tiene muchos casos que atender y en ocasiones, le es más redituable dejar pasar un cliente molesto que dedicarle más tiempo del debido y perder a otros.
El mejor despacho de abogados en Sevilla más que por tamaño es por capacidad resolutiva, y esto lo puedes encontrar en ambos lados. Tanto los pequeños como los grandes bufetes de abogados, cuentan con profesionales capaces, dinámicos, estratégicos y actualizados. El tamaño es sólo una referencia, también es bueno considerar las demás variables, igual de importantes. Escoge el que mejor se adapte a tu caso, a tus expectativas y a un presupuesto.

¿Cuáles son las formas de pago que existen para un abogado en Sevilla?

Antes de mencionar las formas de pago existentes o posibles, me gustaría hacer una gran clasificación de ellas.
Formas de pago desde la perspectiva del cliente
Formas de pago desde la perspectiva del abogado
No es mi intención que veas esta clasificación como si una de las dos partes se estuviera beneficiando, al final es una prestación de servicios y lo ideal es que ambas partes se sientan ganadoras. Sin embargo, en esta profesión hay opciones que, por decirlo de alguna manera, le dan certidumbre a alguna de las partes. Lo importante es llegar a un acuerdo y que los dos sientan justa la remuneración, como el término y la forma de pago.
Formas de pago desde la perspectiva del cliente
Por comisión o porcentaje
Aquí el abogado no tiene una tarifa fija, se puede negociar este tipo de pago cuando al final de la resolución del conflicto hay dinero de por medio, ya sea que al cliente le deban o que se trate de salarios caídos o indemnizaciones. El abogado cobra un porcentaje o comisión de dicho dinero, es ideal si no se cuentan con muchos recursos económicos por parte del cliente, sin embargo, hay abogados que por políticas personales, no aceptarán correr el riesgo, ya que si no se gana el caso, habrán perdido tiempo y también dinero de algunos gastos como el transporte.
Tras vencer el caso
Aquí ambas partes llevan el riesgo, tanto el cliente como el abogado. Si el cliente sale vencedor y la resolución es a su favor, entonces el abogado cobrará su tarifa.
Formas de pago desde la perspectiva del abogado
Pago previo o adelanto
En este tipo de acuerdos de pago, no importa cuál sea el veredicto final del conflicto. El abogado cobrará sus honorarios y además se asegura de que así sea con un pago previo o adelanto. Tal vez te suene poco tentador, sin embargo, es posible que mediante este método asegures que el abogado le dedique a tu caso, el tiempo y la atención debidas.
Conforme avanza el caso
En los casos donde haya que asistir a citatorios, tribunales o hacer ciertos documentos, el profesional de las leyes puede dividir el total a cobrar por tiempo o por evento. Esta forma de pago es muy segura para ambas partes, además si a la mitad del proceso alguna de las partes ya no quiere proseguir, simplemente tiene que hacerlo saber y no tendrán que calcular honorarios, puesto que todos los pagos estarán al corriente.
Además, los cobros se pueden realizar de las siguientes formas
Por tarifa fija
Por hora
Con algún inmueble u objeto físico de alto valor
Los bufetes de abogados en Sevilla pueden tener solo una opción o ser negociadores y tener varias, también depende del tipo de casos que más atiendan o del tipo de clientes que llega a ellos. Te reitero que el objetivo es que ambas partes se sientan bien con lo pactado y que cumplan con lo que se han comprometido.

¿Es importante contar con un despacho que me asigne un abogado exclusivo en Sevilla?

Los abogados exclusivos en Sevilla existen y tiene una función primordial, llevar sólo un caso a la vez, no tomar varios.
En estos tiempos de rapidez y multitareas es un poco difícil pensar que aún hay quien lo haga, pero así es.
Sin embargo, el que te asignen un abogado exclusivo puede tener sus ventajas como sus desventajas, no siempre son la mejor opción. Vamos a describir cuando es buena idea que el profesional esté dedicado a tu caso.
Las ventajas son las siguientes:
Serán más rápidos
Si tu caso va contrarreloj, un abogado exclusivo puede lograr que se solucione pronto. Lo más probable es que el despacho le pague a comisión, entonces para él tiempo significa dinero. Moverá todos los recursos que tenga disponibles, trabajará horas extras, estará al pendiente de cualquier notificación y buscará por todos los medios, acelerar los procesos para que llevarte al resultado final.
Mejor comunicación
Al estar sólo dedicado a tu situación, podrás tener comunicación con él cuando lo desees. Al llamarle o contactarlo por algún otro medio, es más seguro que lo encuentres disponible y no ocupado en otros asuntos. La comunicación fluida entre tu abogado y tú, es un elemento que puede acelerar el buen término de tu problema legal.
Disponibilidad completa
Estará en disponibilidad de trabajar en tu caso por las mañanas, por las tardes, puede cambiar su hora de comida de ser necesario, e incluso trabajar en sábadoy domingo. Sólo está dedicado a ti. Si la solución de tu conflicto legal depende de varias instancias o personas, este modelo es ideal para ti, ya que él tendrá posibilidad de ajustar sus horarios al del resto de los implicados.
Desventajas de que un despacho te asigne un abogado exclusivo
Precio
A menos de que se trata de un conflicto de pronta solución, los honorarios por asignarte un abogado exclusivo serán más que si el abogado lleva varios casos al mismo tiempo. Si en tu caso, el dinero es un factor clave, es mejor que declines esta opción.
Cuando tu caso se trate de ganar tiempo
No te convendrá este modelo si el tiempo está a tu favor. Hay ocasiones en los que los procesos legales, los citatorios, son más una cuestión de tiempo y de presentar documentación, que de negociaciones y habilidades. La estrategia principal es el tiempo, así que tu abogado tendrá horas muertas, si sólo se dedica a tu problema.
El que sea rápido no quiere decir que sea eficiente
Hay abogados que llevan muchos casos y muestran eficiencia en cada uno de ellos, mientras que algún otro puede que sólo atienda uno y aún así, no llegue a resultados. Además, como mencionamos con anterioridad, el abogado exclusivo querrá terminar con tu asunto en el menor tiempo posible, así que tal vez le importe más cerrar el caso, que obtener beneficios para ti.
Si eres una empresa, te conviene que el despacho de abogados te asigne exclusividad, ya que seguramente se tratará de un caso que requiera revisiones concienzudas, reuniones de trabajo en tus instalaciones, comunicación con varios miembros de tu equipo, y será necesario llegar a acuerdos por medios comprobables como el email. Además de que el abogado en cuestión, no sólo tiene que tener conocimiento de tu conflicto sino de cómo funcionan las políticas y métodos de trabajo de tu empresa, lo que lleva tiempo. Ante tantas variables complejas, lo mejor es que sólo se encuentre trabajando en tu conflicto.
Sigamos en la línea de escoger al mejor profesional de las leyes por tus necesidades específicas y no por pensar que un esquema es mejor que otro.

¿Puedo contratar con un despacho de abogados aunque no esté en Sevilla capital?

Si eres de cualquiera de los pueblos de Sevilla: Aguadulce, Alanís, Albaida del Aljarafe, Alcalá de Guadaíra, Alcalá del Río, Alcolea del Río, Algámitas, Almadén de la Plata, Almensilla, Arahal, Arahal, Aznalcázar, Aznalcóllar, Badolatosa, Benacazón, Bollullos de la Mitación, Bormujos, Bormujos, Brenes, Burguillos, Camas, Cañada Rosal, Cantillana, Carmona, Carrión de los Céspedes, Casariche, Castilblanco de los Arroyos, Castilleja de Guzmán, Castilleja de la Cuesta, Castilleja del Campo, Cazalla de la Sierra, Constantina, Coria del Río, Coripe, Dos Hermanas, Écija, El Castillo de las Guardas, El Coronil, El Cuervo de Sevilla, El Garrobo, El Madroño, El Pedroso, El Real de la Jara, El Ronquillo, El Rubio, El Saucejo, El Viso del Alcor, Espartinas, Estepa, Fuentes de Andalucía, Gelves, Gerena, Gilena, Gines, Guadalcanal, Guillena, Herrera, Huévar del Aljarafe, Isla Mayor, La Algaba, La Campana, La Luisiana, La Puebla de Cazalla, La Puebla de los Infantes, La Puebla del Río, La Rinconada, La Roda de Andalucía, Lantejuela, Las Cabezas de San Juan, Las Navas de la Concepción, Lebrija, Lora de Estepa, Lora del Río, Los Molares, Los Palacios y Villafranca, Mairena del Alcor, Mairena del Aljarafe, Marchena, Marinaleda, Martín de la Jara, Montellano, Morón de la Frontera, Olivares, Osuna, Palomares del Río, Paradas, Pedrera, Peñaflor, Pilas, Pruna, Puebla de Cazalla, Salteras, San Juan de Alnazfarache, San Juan de Aznalfarache, San Nicolás del Puerto, Sanlúcar la Mayor, Santiponce, Sevilla, Tocina-Los Rosales, Tomares, Umbrete, Utrera, Valencina de la Concepción, Villamanrique de la Condesa, Villanueva de San Juan, Villanueva del Ariscal, Villanueva del Río y Minas o Villaverde del Río, ten en cuenta que existen muchos bufetes que ponen todos los medios a tu disposición para que los desplazamientos a sus oficinas sean infrecuentes o nulos, incluso existen despachos que operan de forma online en todo el territorio nacional.