¿Buscas un abogado de Derecho Penal?

El Derecho Penal es una rama del Derecho que trata aquellos delitos contemplados por la ley que tienen una pena asociada. Estos delitos pueden ser atentados contra una persona o su patrimonio. El castigo puede ser el pago de una multa o fianza, así como la privación de la libertad de forma preventiva o por un periodo determinado.
Este es el tipo de abogados son los más conocidos, resuelven casos de robo, asesinato, violaciones sexuales, agresiones físicas y casos cibernéticos, por mencionar algunos.
Tal vez ahora pienses que no es probable que te veas involucrado en este tipo de delitos, sin embargo, estamos a expensas de personas con mala voluntad que pueden acusarnos de actos que no hemos cometido, pudiendo resultar afectados. Por otro lado, como seres humanos podemos equivocarnos y tratar de resolver un conflicto por la vía equivocada, por lo tanto, es mejor estar informados para que, en caso de necesitarlo, podamos contratar al mejor abogado penal.
Cuando hablemos de derecho penal, siempre habrá presente un delincuente, un delito, una pena y un juez. Estos elementos convergen entre sí y es labor del abogado penal defender al presunto culpable para que salga favorecido, ya sea que no se ingrese a la penitenciaría o que su condena sea la mínima.
Robos a casa habitación o local comercial, agresiones físicas de un vecino o de un cliente insatisfecho, hasta casos más extremos, son los que ven a diario los abogados penales. Contar con un profesional de las leyes para auxiliarnos, puede evitar que pongamos en riesgo nuestra vida, nuestra libertad y el patrimonio que hemos construido, es más, protege a nuestras familias durante el proceso.
El derecho penal se encarga de normalizar la pena que debe recibir el delincuente por haber quebrantado la ley. Dentro de esta rama hay subespecializaciones como abogados criminalistas, abogados de menores, abogados penitenciarios, abogados de estafa y abogados de delitos leves. A continuación, revisaremos cada caso para que estés informado.

Elige la ciudad donde quieres tu abogado en Derecho Penal

¿Quieres un presupuesto completamente gratis para acertar con tu abogado Penalista?

Gratis

Enviaremos tu consulta a distintos despachos especializados completamente gratis. Son muchos los abogados que cobran solo por la valoración ¡Aprovecha!

De tu Provincia

Buscar este tipo de servicios por Internet suele tener el inconveniente de no poder localizar los que verdaderamente nos interesan. En abogado.org solo conseguiremos para ti valoraciones de abogados de tu ciudad o provincia.

Personalizado

Indícanos tus necesidades y te pondremos en contacto con los mejores y más profesionales abogados cerca de ti.

Sin compromiso

Gratis es gratis. Si solo buscas información, aunque solo sea para orientarte, no lo dudes, ¡déjanos ayudarte!

Indica tu provincia

Nombre*

Email*

Teléfono*

Describe brevemente tu caso

¿Cuáles son las subespecialidades más comunes para un Abogado especializado en Derecho Penal?

¿Qué hace un Abogado Criminalista?

Como su nombre lo indica, los abogados criminalistas resuelven la situación legal de las personas acusadas o relaciones con crímenes, como pueden ser asesinatos, violaciones o robos. Su conocimiento sobre leyes, las aplica a diario para defender a los presuntos culpables. Como mencionamos con anterioridad, parece imposible estar involucrado en algo así, sin embargo, nunca sabemos cuándo pueda pasar e incluso cuando pueda sucederle a algún familiar.
Nuestro abogado defensor deberá estar actualizado en su materia de estudio, modificaciones de las leyes y todos los posibles caminos que pueda tomar la demanda. Estos abogados deben tener experiencia litigando, para confiar en que podrán darnos un buen servicio.
El abogado criminalista debe conocer siempre la verdad de los hechos y cómo sucedieron para hacer una correcta defensa, con él no se deben tener secretos ni ocultar información porque se podría estropear su labor. Este tipo de abogados se la pasa entre el juzgado y su oficina, aunque algunas veces también investiga en diferentes lugares y con testigos o personas cercanas a los implicados, así es más fácil que el caso se cierre a su favor.
Un abogado criminalista debe velar por los intereses de sus defendidos y llegar a la mejor solución posible, también es un excelente negociador y tiene el ojo crítico como para darse cuenta cuando puede haber un buen trato. No siempre se trata de ganar, también puede pedir mejores condiciones para el acusado si es que se da cuenta que el caso está tomando mal rumbo. Es un profesionista hábil y perspicaz.
Siempre te escuchará y deberá creerte, te da la confianza de que hará bien su trabajo para que te sientas confiado y muchos aceptan el pago de sus honorarios al terminar la defensa, bajo esquema de porcentaje o a condición de que compruebe la inocencia del acusado.
Es importante que el abogado criminalista entienda el contexto del defendido y su situación familiar, en caso de llegar a acuerdos podrá representar mejor a su cliente, si lo conoce bien.
Es implacable en los juicios y tiene un buen uso de las palabras. Es sociable y tiene contactos que le pueden dar información indispensable para resolver el conflicto. Sabe hacer trabajo de campo, la defensa ante tribunales puede ser agotadora así que debe tener suficiente energía para caminar y recorrer lugares durante el día, mientras que en la tarde e incluso noche trabaja en la defensa.
Este tipo de abogados está acostumbrado a tratar con todo tipo de personas y a investigar en cualquier lugar, igual pueden entrar a una oficina que a un barrio peligroso. Tienen coraje y no se dejan amedrentar por nadie, están acostumbrados a recibir amenazas ya que, constantemente la contraparte buscará persuadirlo de abandonar el caso o dejarse ganar.
Aunque está demás aclararlo, siempre que se esté a punto de perder la libertad por un tiempo y se nos esté acusando de un asunto grave, lo mejor es recurrir a un abogado criminalista, aunque nos sepamos inocentes, en estos casos el tiempo es valioso y puede significar nuestra libertad. Busca al mejor, normalmente te dan opciones para que pagues al final del caso, si es que no cuentas con suficientes recursos por el momento.

¿En qué consiste la actividad de un abogado de Menores?

Los abogados de menores son aquellos, que como es de suponerse, defienden a menores de edad, es decir, niños y adolescentes que son acusado de faltar a la ley. Los niños pueden estar implicados en crímenes y debido a su edad, la forma de juzgarse y condenarse en completamente diferente.
Si a veces dudamos vernos involucrarnos en un crimen y que nos lleguen a acusar, cómo podemos pensar que un niño cometa un delito. La respuesta es que sí pasa, todo el tiempo y es mucho más común de lo que suponemos.
Pensemos en un caso sencillo, en una secundaria suben las escaleras un grupo de niños que vienen del receso, como es normal a su edad, se empujan. En algún juego pesado, uno de ellos le da un empujón tan fuerte al otro, que rebasa el límite del barandal, cae por las escaleras y muere. El menor que quedó vivo tendrá que afrontar la ley, si la familia del muerto decide demandar. Puede ser juzgado por asesinato, hay muchos tipos de asesinato, pero para el caso de este ejemplo no los mencionaremos, lo que sí es un hecho es que puede ir a la cárcel y pagar una condena, así que necesitará un abogado de menores.
Lógicamente se dan casos como este, en los que el menor no quiso terminar con la muerte de su compañero. Pero también hay casos donde los niños sí lo hacen con dolo, en este caso el abogado defensor deberá analizar muy bien, la posibilidad de justificar que el niño requiera atención médica y psicológica.
Hay otros casos que, por diversos intereses, alguien acusa al menor de un delito que éste no cometió. Entonces el abogado debe enfocarse en demostrar que el niño es inocente y que no merece ningún castigo, pensar en la posibilidad de contrademandar a la otra parte por daños y perjuicios.
El abogado de menores debe demostrar ante todo discreción, ya que siempre debemos proteger los intereses y la integridad del niño. Debe mantenerse ecuánime, ya que son casos que pueden tocar las fibras más sensibles de cualquiera. Ser objetivo para poder ayudar al defendido y a sus padres. Pero sobretodo ser muy sensible y tener diplomacia al hablar con el niño. Se trata de una persona en crecimiento a la que no se puede tratar igual que a un delincuente mayor.
Casos hay varios, hay niños acusados de matar a otros niños o a sus propios padres, también de violar a otros niños, de inducir al suicidio, lo cual también es un delito. Son acusados de acoso escolar, lo cual ha se ha hecho frecuente en los últimos años. Un menor de edad puede estar acusado de robo y de estafa. No se trata de una película de ciencia ficción, ni tampoco de historias inventadas, sino de una realidad. Para poder salir avante de situaciones como esta, necesitaremos los servicios de un abogado de menores, que sea eficiente, paciente y tenga estrategia para tratar con niños y adolescentes.

¿En qué puedo beneficiarme con un Abogado Penitenciario?

Este es el tipo de abogado que requiere una persona que ya se encuentra en la cárcel. Sea cual sea su situación, aunque esté en calidad de preventivo o que ya se haya dictado condena, un abogado penitenciario puede actuar en este caso. Si algún familiar tuyo está en una viviendo algo así, aún se puede hacer algo por él y es momento de visitar a este tipo de abogado.
El principal objetivo de este tipo de abogados es regular la vida dentro de la cárcel. El derecho penitenciario se debe encargar también de la seguridad de los presos, que estén en condiciones regulares y que sus derechos básicos se preserven. Que no peligren, que haya higiene. Que se alimenten y que tengan una convivencia regulada. En algunos casos son personas que tienen contactos peligrosos fuera de la cárcel, por lo que también es importante resguardar su vida. Se deben garantizar sus derechos humanos.
No es muy conocido, pero un proceso penal no termina cuando se dicta la sentencia del acusado, ahí inicia la situación del reo y es cuando puede necesitar un abogado para que sea tratado con justicia, igualdad y apegado a sus derechos legales.
Si estás en un caso como este o alguien cercano, será mejor contar con un abogado penitenciario. También requerirá apoyo la familia, es común que cuando recién entran al sistema penitenciario, sus seres cercanos sientan solos y desprotegidos, así que también servirá como respaldo. Estos abogados son especialistas en velar por los intereses del recluso.
El abogado penitenciario se encarga de que su reintegración se lleve a cabo, recordemos que no sólo se trata de privar de la libertad a un ciudadano para que no corrompa el sistema, sino también de que su conducta sea readaptada, así cuando salga de la penitenciaria podrá integrarse a la sociedad y ser una persona de provecho, con trabajo y que pueda aportar en todos los aspectos sociales por lo que nos regimos, por ello el derecho penitencial se encarga también de la parte de moral, la religión y los valores, que se esté llevando el programa adecuadamente dentro de las cárceles. El desarrollo de los reos a nivel mental es fundamental, así que también estará encargado de vigilar por su educación, muchas son las personas que mientras están en la cárcel terminan sus estudios y aprenden un oficio como la carpintería o la electrónica. Pensamos que cuando un reo está cumpliendo una condena, está llevando un castigo merecido, pero este ciudadano debe cumplir su objetivo dentro de la penitenciaría, que es reformarse, por ello es de suma importancia que el entorno sea acorde a ello.
El abogado penitenciario ha sido de los más ignorados dentro del Derecho Penal, no sólo por la ciudadanía, sino por la misma sociedad. No le han dado la importancia que se debería, cuando son claves en la calidad de vida de la persona que está pagando un proceso penal, su labor se verá directamente reflejada en la rehabilitación y desarrollo emocional del mismo.

¿Cómo es la actividad de un abogado de estafa?

La estafa es uno de los delitos más graves ante la ley, las personas que cometen estafa se ganan la confianza de las personas estafadas para actuar en su propio beneficio, lo hacen con conocimiento de causa y sin importar las consecuencias que pudiera tener para la parte afectada. En muchos casos, las víctimas pierden todo con lo que contaban, inmuebles, ahorros y empresas de todos los tamaños.
El elemento más significativo de la estafa es el engaño, es decir, que el estafador nunca pretende regresar lo arrebatado, desde el principio, su estrategia tiene como objetivo apropiarse de lo ajeno. El abogado de estafas tiene la misión de defender aquel que ha cometido este delito o que ha sido acusado de ello, su defensa debe basarse por lo general, en demostrar que la persona incriminada, no ha tenido la intención inicial de cometer el agravio. Cuando no puede demostrarse tal cosa, se apelará a que la condena sea la mínima posible.
El abogado de estafa sabe que este delito tiene tres elementos más a considerar:
El error esencial: la víctima desconoce que le están preparando una trampa para estafar.
El desplazamiento patrimonial: la víctima es despojada de dinero, propiedades o algún bien material que represente su patrimonio.
El nexo causal: es la relación que se da entre el estafador y la víctima antes del delito, con dolo y único objetivo de cometer el agravio.
El ánimo de lucro: quiere decir que el delincuente busca riqueza, a costa de la víctima.
El abogado de estafas debe buscar la inocencia de su defendido en cada uno de los siguientes elementos, para comprobar que no hubo estafa como tal y que las consecuencias no sean la pena máxima.
La estafa puede ser monetaria, que pidan prestado o que hablen de una sociedad comercial pero, nunca se devuelva el dinero pactado. Puede ser real o cibernética. Dentro de esta última categoría están también los que diseñan o modifican softwares para estafar.
La estafa también puede darse entre empresas, cuando celebran un contrato que no se cumple. Supongamos que una empresa gana una importante licitación y para ello requiere un proveedor que se comprometa a entregarle determinado producto en tiempo, calidad y especificaciones. Al momento de recibir el pedido, no tiene las medidas y los colores previamente acordados, sin embargo, el tiempo de entrega vence en dos días y ya no hay mucho que hacer. La empresa podría ser demandada por fraude, por incumplir, pero al mismo tiempo puede demandar a su proveedor por la misma situación. Es razón de estafa haber entregado menos peso del producto, cambiar los materiales que ya se habían definido, siempre que se haga con intención. En el caso de estafa empresarial hay que tener mucho cuidado, es posible que la estafa la haya hecho alguno de tus empleados dentro de tus instalaciones y utilizando tu nombre, aquí aparte de necesitar un abogado, su objetivo será demostrar que tú no estabas enterado, ni tuviste que ver con la planeación o ejecución del delito.
En cualquier de los casos, la presencia de los abogados de estafas es insustituible.

¿Cuándo necesitas un abogado de delito leve?

Esta especialización del derecho penal ve casos leves o menores, por ejemplo, el robo de objetos con valor mínimo, riñas callejeras, vandalismo o prostitución.
En muchos casos, para la defensa en delitos leves no es necesario un abogado como parte del procedimiento, sin embargo, siempre será conveniente estar asesorado por uno. Las razones son más que obvias, aunque sea un delito menor, tendrás que pagar fianza y en algunos casos puede haber condena, así que no es conveniente arriesgar ni lo material ni la libertad. Un abogado podrá darnos mejores alternativas ante el conflicto en el que estamos involucrados.
En algunos casos los abogados de otros delitos, intentan buscan que sus defendidos sean catalogados en delitos menores, como es de suponerse, las consecuencias son menos graves.
Te presentamos las ventajas de contar con un abogado para casos de delitos menores:
Será más fácil que el veredicto final esté a tu favor, no hay mucho que explicar en este punto, ya que resulta lógico que acompañado de un experto no tengas que pisar la cárcel. Aunque sean delitos leves, puedes ir a la cárcel hasta por un año. La asesoría de un abogado también puede hacer que la condena o la multa sea mínima, si no se pudiera lograr que salgas ileso.
En caso de que la sentencia no te sea favorable, podrá apelar y darle seguimiento al juicio. Suponiendo que sí te impusieran un castigo o que sí debas permanecer un tiempo en la cárcel, tu abogado defensor podrá pedir al juez que lo reconsidere y presentarse nuevamente la opción de defensa. Buscar un abogado para que siga tu caso cuando ya has pasado por un primer juicio, no es recomendable, los resultados no serán los mismos. El abogado de delitos leves buscará llegar a las últimas instancias, para que tengas la menor consecuencia posible, por eso contar con uno te traerá grandes beneficios.
La otra parte probablemente sí acudirá a un abogado, por lo cual estarás en desventaja si no lo haces por tu parte. Incluso aunque tú seas inocente y la parte que demanda no esté diciendo la verdad, con un abogado de respaldo podría hacerte pagar un delito que no has cometido.
Tendrás más recursos para demostrar tu inocencia. Un abogado de delitos leves conoce todos los puntos de la ley, los negros y los blancos, su labor es utilizarlos a tu favor.
Comprenderás completamente lo que se va evaluar en tu caso, tu expediente completo, lo que puede ocurrir y el tiempo que se llevará. Esto te dará certeza y confianza, las cuales serán muy necesarias durante el proceso que estará lleno de ansiedad.
En caso de que no seas absuelto, la pena o las multas y penalizaciones podrían no ser las más altas, lo cual representa para ti un beneficio.
Si además fuiste atrapado in fraganti, tu situación puede ser más delicada, así que busca ayuda de inmediato.
No te arriesgues, aunque estés involucrado en un delito menor, busca la ayuda de los especialistas, los abogados en delito leve.