¿Buscas un abogado de Derecho Mercantil?

El abogado mercantil busca conciliar los conflictos legales que pueden presentarse en una organización con fines de lucro. Puede ser un tema no resuelto entre similares o entre una empresa y un particular. Lo que distingue al derecho mercantil es que una de las partes ha incumplido con una o varias cláusulas.
El derecho mercantil es muy importante porque los problemas que surgen en las empresas así como, sus posibles soluciones son de carácter muy específico, además de que las mismas requieren de una atención especial, acercamiento por parte del profesional en leyes, conocimiento del giro y de las buenas prácticas empresariales para llevar a buen fin el caso.
Es por ello que el derecho mercantil se divide en subespecialidades, en un intento por cubrir las necesidades de los diferentes tipos de empresas, algunas de ellas son abogados de empresas, abogados de startups, abogados de pymes, abogados de compliance y abogados de franquicias.
Lo que trata siempre el abogado mercantil es de salvaguardar las transacciones, los intereses, los activos y la reputación de sus defendidos.
Siendo el comercio de las actividades más antiguas de la humanidad, ha pasado por varias transformaciones y hoy día hay tantos tipos de empresas como de personas, por lo cual esta rama del derecho ha tenido que sufrir modificaciones e irse adaptando a las nuevas expectativas de la sociedad. La forma de negocio ya no es como en la época del trueque y ha entrado al quite el comercio digital, así que veamos cada caso en particular.

Elige la ciudad donde quieres tu abogado en Derecho Mercantil

¿Quieres un presupuesto completamente gratis para acertar con tu abogado Mercantilista?

Gratis

Enviaremos tu consulta a distintos despachos especializados completamente gratis. Son muchos los abogados que cobran solo por la valoración ¡Aprovecha!

De tu Provincia

Buscar este tipo de servicios por Internet suele tener el inconveniente de no poder localizar los que verdaderamente nos interesan. En abogado.org solo conseguiremos para ti valoraciones de abogados de tu ciudad o provincia.

Personalizado

Indícanos tus necesidades y te pondremos en contacto con los mejores y más profesionales abogados cerca de ti.

Sin compromiso

Gratis es gratis. Si solo buscas información, aunque solo sea para orientarte, no lo dudes, ¡déjanos ayudarte!

Indica tu provincia

Nombre*

Email*

Teléfono*

Describe brevemente tu caso

¿Cuáles son las subespecialidades más comunes para un Abogado especializado en Derecho Mercantil?

¿Qué hace un Abogado de Empresa?

Los abogados de empresa, como su nombre lo dice, están para tratar los asuntos legales de las empresas. Entiéndase por empresa, aquella persona física o moral que realiza actividades con fines de lucro.
Este tipo de abogados tiene varias características particulares que los distinguen y que podrían significar ventaja en caso de que tengas algún problema legal como empresario:
Están actualizados de las modificaciones a las leyes, así como estar al tanto de las noticias del mundo empresarial. Es importante porque las leyes en este ámbito están cambiando todo el tiempo, además de que la revolución digital ha traído cambios cada vez más drásticos y rápidos, así que el abogado de empresas debe mantener la misma versatilidad y adaptabilidad.
Conocen cómo se manejan los grandes corporativos. Las grandes empresas se manejan diferente a cualquier entidad, hay muchos tomadores de decisión, hay procedimientos escritos, se requieren firmas y autorizaciones, los abogados de empresa lo saben, en cambio si contratas a otra clase de abogado, no sabrá cómo conducirse.
Tienen capacidad para negociar con varias personas a la vez, ya que sus clientes pueden ser empresas de gran tamaño y deberá dirigirse con varios miembros de la directiva, gerentes e incluso supervisores.
Son conciliadores por naturaleza, un abogado de empresas más que ningún otro abogado debe buscar la conciliación antes de llegar a un arbitraje ante un tribunal. No irá a una pelea que considera que no va a ganar y está dispuesto a negociar con los recursos disponibles en caso de ser necesario, su perspectiva es global y a largo plazo, al igual que sus defendidos.
Son pacientes, los casos empresariales pueden llevar años sobre la mesa sin ver avances, el abogado de empresas debe ser cauteloso, saber esperar, controlar sus impulsos y tener tolerancia a la frustración. No ver resultados rápidos debe ser su lema a seguir, en lugar de eso, sólo piensa en ganar los casos o en llegar al mejor arreglo.
Están conscientes de que para que se tome una decisión en la empresa, debe esperar muchas autorizaciones. Como ya mencionamos, hay muchos tomadores de decisión en las empresas por lo cual, para que se autorice algo es necesario que pase por firmas y aprobaciones, llevará un proceso y tiempo.
Sabrán prevenir problemas en tu empresa, demandas y todo tipo de situaciones. Teniendo los papeles en orden, con todos los requisitos cumplidos, redactando los contratos con clientes y proveedores, siendo cuidadoso en las auditorías y con toda clase de medidas preventivas.
Si tu tienes empresas y tienes algún problema con un cliente, con un proveedor o con un particular deberás buscar ayuda de uno de ellos, antes de que este conflicto representa perder tu patrimonio.
Los problemas en los que puede estar involucrada una empresa son, por poner algunos ejemplos, demandas de clientes por incumplimiento en tiempos de entrega, calidad del producto, demandas de los proveedores por incumplimiento o retrasos en pagos o por particulares por derechos de autor o patentes, así como temas laborales con empleados.
Si piensas que pagar por un abogado especialista en empresas es mucho dinero, prueba no tenerlo, seguro será más caro.

¿En qué consiste la actividad de un abogado de incapacidad startups?

Los abogados de startups son un caso aparte dentro de las ramas del derecho, sabemos que cada día las cosas en el mundo de los negocios cambian. Una de las nuevas modalidades de empresa es la startup. Aunque las startups también son empresas, tienen cualidades muy particulares, por lo cual vale la pena que un especialista sea quien te proporcione soluciones legales.
La principal característica de las startups es que tienen un potencial de crecimiento muy rápido, mientras que algunas empresas esperan años para rendir sus primeras utilidades, las startups pueden tener clientes, volúmenes de operación altos e incluso utilidades desde el primer trimestre de operación. Por lo general su rubro es la innovación y muy especialmente la tecnología, es muy común que haya diseño de software, creación de equipo y dispositivos como en el área médica, proporcionan solución a otras empresas o a otras personas.
Aparte de ayudar a su correcta conformación, un abogado especialista en startups puede llevar a cabo todo lo relacionado a patentes, derechos de autor y protección de obra. Es común que las startups creen soluciones innovadoras para sus clientes, así que las mismas deben estar protegidas por la ley para prevenir posibles reclamos de regalías o derechos.
Así mismo, los colaboradores de la startup tendrán acceso a información confidencial de los clientes por lo cual debe estar actualizado en la rama de protección de datos personales.
Por otro lado, el financiamiento en este tipo de empresas es una práctica común, por lo cual también será de utilidad que pueda redactar contratos y definir jurídicamente relaciones con los socios inversores, a fin de no sólo obtener el mejor tipo de financiamiento sino de mantener la independencia de la startup.
Si estás pensando en crear una startup o estás iniciando el proceso, debes saber que un especialista en esta área te beneficiará por qué:
Ahorrará dinero, es muchas formas. Hará lo necesario para protegerte por posibles reclamos por patentes, fórmulas, diseños y prototipos por parte de colaboradores. Además redactará correctamente los contratos para los miembros del equipo. Al mismo tiempo estará al pendiente de las contratos firmados con los clientes, sus alcances y limitantes para evitar al máximo la alevosía y ventaja por parte de empresas grandes que cuenten con su propio departamento de jurídico.
Demandas de clientes por haber dado información privada y pensar que se ha hecho mal uso de ella.
Evitar malos entendidos con los inversores, delimitar su participación en la toma de decisiones, establecer formas de pago. Muchas veces los inversionistas quieren adjudicarse derechos que no tienen, como querer participar en la operación de la empresa o pretender conocer más de lo permitido o incluso decidir el rumbo de la empresa.
Todo lo relacionado a contratos de los colaboradores, esto también ahorrará dolores de cabeza que implique despidos injustificado o situaciones de derechos laborales.
Hacer correctamente todo lo relacionado a leyes ambientales, daños a terceros y responsabilidad civil.
Aunque la startup es una figura empresarial reciente y muchas veces da la impresión de que sus estructuras son sencillas, tienen obligaciones y derechos antes la ley, lo mejor estar bien asesorado e informado de todo las leyes que impliquen su operación.

¿En qué puedo beneficiarme con un Abogado de Pymes?

Los abogados de pymes son otra subespecialidad dentro del derecho mercantil. Las pymes son empresas que tienen la particularidad de tener un número limitado de empleados y en las cuales muchas de las veces trabajan varios miembros de la familia propietaria.
Son pequeñas como para tratarse de la misma manera que una empresa, pero lo suficientemente grandes como para tener operaciones de varios ceros, empleados y complicaciones parecidos a las de un gran corporativo. Además de que se trata de una figura empresarial que representa la base de la economía en muchas regiones.
Las pymes comúnmente inician como negocios familiares y conforme van creciendo y requieren ir contratando personal se van consolidando.
Los abogados especialistas en pymes son aquellos que están al tanto de todas las leyes que involucran la operación de las mismas, que además tienen conocimiento de cómo funcionan y que velarán por los intereses de sus defendidos, haciendo que no pierdan dinero, activos, patrimonio y la empresa misma.
Una pyme puede beneficiarse de la asesoría e intervención de un abogado especialista:
Redactará los contratos con sus empleados a fin de estipular claramente las funciones de cada uno de ellos, sus limitantes, así como temas de confidencialidad de datos.
Revisará que toda documentación que tenga que ver con colaboradores, se encuentre en orden para evitar consecuencias duras por demandas ante juzgados.
Representará a la empresa en todo tema legal para no afectar las actividades de los socios o dueños.
Revisará los contratos con sus clientes para que tengan igualdad de condiciones y circunstancias y previendo todo tipo de situaciones, de forma que sus defendidos tengan buenas oportunidades.
Ante cualquier problema con proveedores o clientes, realizará negociaciones para evitar llegar a un tribunal o una demanda formal. Parte de su trabajo será llegar a acuerdos beneficiosos para ambas partes.
Defenderá a la pyme de cualquier problema legal del que sea acusado ya sea como notificación o ante un juzgado. Buscará siempre el máximo beneficio.
Se encargará de todas las regulaciones legales que haya que hacer ante las dependencias gubernamentales pertinentes, obtención de permiso, presentación de documentación, gestión ante secretarias y llevará todos los trámites del ámbito institucional.
Las características principales que debes buscar en un abogado de pymes son:
Conocimiento actualizado. Debe tener conocimiento de su área pero también de la pyme a la que representará. Además siempre debe mantenerse a la vanguardia en conocimiento, actualizarse constantemente para tomar las mejores decisiones para sus representados. En el mundo empresarial hay muchos cambios todo el tiempo, así que no puede permitirse quedarse rezagado.
Pensamiento analítico. Para poder buscar varias formas de llegar a la solución de un problema. En las empresas muchas veces es más importante el camino para llegar a la solución, que resolver en sí mismo. Imagina un problema con un cliente por entregas incompletas de un pedido, tal vez haya que ofrecer varias opciones hasta que se convenza de que es mejor escoger una, que pedir devolución de dinero o demandar. Si es su defendido el que está exigiendo su derecho, de igual forma ofrecerle varias alternativas de solución antes de llegar al juzgado.
Paciencia. Muchas veces el tiempo es un recurso que juega un papel fundamental de la resolución. Las soluciones rápidas normalmente favorecerán al agraviado, así que ser paciente y utilizar el tiempo a favor hará la diferencia.
Es importante que busques este tipo de abogado especialista, si tienes una pyme a tu cargo para tener mejores acuerdos y resultados.

¿Cómo es la actividad de un abogado de compliance?

Los abogados de compliance pueden ser muy útiles, en especial en empresas que cotizan en la bolsa de valores, aunque esto no es exclusivo a otro tipo de empresas como las que tienen operaciones que afectan directamente al medio ambiente. Primero veamos que es compliance y cuándo una empresa debería considerar tener un abogado especialista en este tema.
El departamento de compliance de una empresa se asegura de que la misma esté cumpliendo con una de las leyes en las que se encuentra involucrada su operación. También verifica que las prácticas sean éticas y conforme a los reglamentos regulatorios externos e internos. Esto es de principal importancia para empresas que cotizan a la bolsa de valores porque se han dado casos en donde las mismas falsean información, recordemos que estos datos son los que le dan a los accionistas certidumbre y así es como toman la decisión de invertir o no en un grupo empresarial. Por lo tanto, es necesario un departamento que vigile el buen cumplimiento de cada una de las operaciones tanto en el ámbito legal como financiero, administrativo y operativo en general.
Hay cinco fases en las que puede centrarse la actividad de un abogado de compliance:
Identificación: como su nombre lo dice se trata de identificar los riesgos que puede experimentar la empresa por la falta de cumplimiento en sus procesos, también se analizan los riesgos que ha enfrentado en tiempo pasados. Se determina que tan probable es que vuelvan a pasar.
Prevención. Se trata de que estos riesgos no pasen, así que se toman medidas que los minimicen a su máxima expresión. En estos caso se buscan incluir nuevos pasos dentro de los procesos, como por ejemplo, nuevos instrumentos o equipos para el área de calidad, que para hacer órdenes de compra por montos mínimos se requieren aprobaciones por escrito, todo lo que pueda llevar a garantizar que estos riesgos no ocurrirán.
Monitoreo y detección. Se mejoran y se diseñan flujos de trabajo para que todos estos controles sean puestos en práctica. Recordemos que esto incluye
En todos estos pasos debe estar involucrado el abogado de compliance para garantizar que estén alineados a los cumplimientos de las leyes y las normas vigentes, de otro modo los esfuerzos pueden ser fallidos.

¿Cuándo necesitas un abogado especializado en franquicias?

Los abogados de franquicias son muy necesarios tanto para quién está pensando en adquirir este modelo para emprender como para quien lo está desarrollando a partir de un negocio ya creado.
Las franquicias, al igual que el resto de las clasificaciones de empresas que ya hemos visto, tiene características peculiares que no debemos pasar por alto. Una de ellas es que de las utilidades que se generen, deberá enviarse un porcentaje o una cantidad fija al dueño de la misma. Otra de las características es que la matriz pone las normas a seguir en cuestión de dónde adquirir las materias primas e insumos así como, cuántos empleados contratar y con qué perfil, incluso la decoración y el mobiliario debe ser igual. Todos los procesos operativos y administrativos cumplen con un estándar del cual no es posible salirse.
Tanto para los dueños de la marca (franquiciador) como para la persona que ingrese al modelo (franquiciado), es necesario contar con la asistencia legal de un abogado de franquicias para que vea los requerimientos específicos de las mismas.
Una de las primeras actividades a realizar es el contrato, en el cual se debe especificar todos los alcances y limitantes de las mismas, formas de operaciones, obligaciones, responsabilidades y derechos de cada uno de los participantes en la adquisición y cesión de derechos. En este contrato también se debe esclarecer el monto a pagar al franquiciador y por qué conceptos, qué tiempo de duración tendrá la relación comercial, qué beneficios obtiene al trabajar bajo su marca y qué obligaciones debe cumplir. Todo debe quedar muy claro, que con tan solo leer el documento se entienda lo que abarca.
El dueño de la franquicia también debe hacer el registro de la marca, por lo cual requerirá contratar los servicios de un abogado especialista. De esta forma protegerá su patrimonio intelectual y físico.
También se encarga de revisar las condiciones bajo las que se contratan empleados, prestaciones legales y documentación que deben cumplir.
Por otra parte, el franquiciado debe tener un abogado especialista de su lado, ya que aunque sea una marca establecida no puede confiar en ella a ojos cerrados. Este abogado se encargará de revisar que cada documento a firma se encuentre dentro de la legalidad y además podrá asesor a su representado en que caso de que vea algún dolo o alevosía por parte del franquiciador, por su misma experiencia en el área puede hacer también esta labor.
Al mismo tiempo, si tu tienes un negocio, ya sea una pyme o una empresa y quieres convertirla al modelo de franquicia será indispensable que cuentes con un abogado de franquicias de tu parte, para que te oriente sobre los trámites legales que hay que realizar, de la documentación y redacción de oficios así como posteriormente te de toda la asesoría correspondiente para celebrar los contratos con los franquiciados.
El incumplimiento de la ley en el área mercantil como en otros casos, puede tener consecuencias graves, como la pérdida de inmuebles, dinero en efectivo, activos y hasta el patrimonio familiar.