Skip to main content

Los mejores Abogados de Despidos de Ávila

Si has sido despedido de tu trabajo y no sabes de qué manera debes proceder, no vaciles en contactar a un letrado especializado en despidos a fin de que te asesore. Contar con un profesional experimentado que esté capacitado para defender tus derechos va a ser de gran ayuda a lo largo de todo el proceso. Si eres de Ávila a continuación encontrarás toda la información pertinente a los mejores profesionales del área.

  • Antigüedad
  • Nº trabajadores
  • Abogado dedicado
  • Especialista-Generalista
  • Otras especialidades
  • Ródenas Abogados

  • Bajos

    Nivel de Precios

  • 15 años
  • De 1 a 10
  • No
  • Especialista
  • Derecho civil
  • Reclamator Lawyers

  • Medios

    Nivel de Precios

  • 5 años
  • De 1 a 10
  • No
  • Especialista
  • Derecho civil y penal
  • Simón y ávila Abogados

  • Altos

    Nivel de Precios

  • 5 años
  • De 1 a 10
  • No
  • Especialista
  • Derecho mercantil, económico, civil, concursal
  • SJF Abogados

  • Medios

    Nivel de Precios

  • 5 años
  • De 1 a 10
  • No
  • Especialista
  • Ninguna
  • Abogados Pedro ávila

  • Altos

    Nivel de Precios

  • 20 años
  • De 1 a 10
  • No
  • Generalista
  • Generalista
  • Abogados ávila

  • Bajos

    Nivel de Precios

  • 5 años
  • De 1 a 10
  • No
  • Generalista
  • Generalistas
  • Antigüedad Antigüedad
  • Nº trabajadores Nº trabajadores
  • Abogado dedicadoAbogado dedicado
  • Especialista-GeneralistaEspecialista-Generalista
  • Otras especialidadesOtras especialidades
  • Ródenas Abogados

  • Bajos

    Nivel de Precios

  • Antigüedad 15 años
  • Nº trabajadores De 1 a 10
  • Abogado dedicadoNo
  • Especialista-GeneralistaEspecialista
  • Otras especialidadesDerecho civil
  • Reclamator Lawyers

  • Medios

    Nivel de Precios

  • Antigüedad 5 años
  • Nº trabajadores De 1 a 10
  • Abogado dedicadoNo
  • Especialista-GeneralistaEspecialista
  • Otras especialidadesDerecho civil y penal
  • Simón y ávila Abogados

  • Altos

    Nivel de Precios

  • Antigüedad 5 años
  • Nº trabajadores De 1 a 10
  • Abogado dedicadoNo
  • Especialista-GeneralistaEspecialista
  • Otras especialidadesDerecho mercantil, económico, civil, concursal
  • SJF Abogados

  • Medios

    Nivel de Precios

  • Antigüedad 5 años
  • Nº trabajadores De 1 a 10
  • Abogado dedicadoNo
  • Especialista-GeneralistaEspecialista
  • Otras especialidadesNinguna
  • Abogados Pedro ávila

  • Altos

    Nivel de Precios

  • Antigüedad 20 años
  • Nº trabajadores De 1 a 10
  • Abogado dedicadoNo
  • Especialista-GeneralistaGeneralista
  • Otras especialidadesGeneralista
  • Abogados ávila

  • Bajos

    Nivel de Precios

  • Antigüedad 5 años
  • Nº trabajadores De 1 a 10
  • Abogado dedicadoNo
  • Especialista-GeneralistaGeneralista
  • Otras especialidadesGeneralistas

¡Queremos ayudarte a encontrar el mejor abogado de Despidos en Ávila para tu caso!

Gratis

Enviaremos tu consulta a distintos despachos en Ávila especializados en Despidos completamente gratis. Son muchos los abogados que cobran solo por la valoración ¡Aprovecha!

De Ávila

Buscar este tipo de servicios por Internet suele tener el inconveniente de no poder localizar los que verdaderamente nos interesan. En abogado.org solo conseguiremos para ti valoraciones de abogados con presencia en Ávila

Personalizado

Indícanos tus necesidades y te pondremos en contacto con los mejores y más profesionales abogados cerca de ti.

Sin compromiso

Gratis es gratis. Si solo buscas información, aunque solo sea para orientarte, no lo dudes, ¡déjanos ayudarte!

    Nombre*

    Email*

    Teléfono*

    Describe brevemente tu caso

    ¿Qué tener en cuenta al contratar un Abogado de Despidos?

    ¿Qué tipos de despido existen en España?

    En España, los motivos de despido de un trabajador se dividen en tres grandes conjuntos, cada uno de ellos con un proceso correspondiente que debe ser llevado a cabo por el empleador. Los tres géneros de despido son el despido objetivo, el despido disciplinario y el despido colectivo.

    Cuando una compañía decide despedir a un número determinado de trabajadores ya sea por causas económicas, técnicas organizativas o de producción, se llama despido objetivo. En éste tipo de despidos existen otras causas que pueden ser imputables al trabajador aunque no sea su culpa. 

    Las causas imputables al trabajador son cuando por servirnos de un ejemplo, no cuenta con las condiciones físicas o psíquicas para realizar la labor para la que se lo contrató. Otra causa es cuando el trabajador no logra adaptarse a modificaciones técnicas efectuadas por la empresa. En éste caso, la empresa debe haber proporcionado la formación pertinente y haber esperado un período mínimo de un par de meses ya antes de poder ejecutar el despido. El tercer motivo es por ausencias, que por más que sean justificadas, corresponden al veinte por ciento  de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos. 

    El despido disciplinario es aquel en el que la causa es consecuencia de un comportamiento grave por parte del trabajador. Éstas causas pueden ser, falta de asistencias o impuntualidades infundadas y repetidas; desobediencia a las órdenes establecidas por el empresario; ofensas físicas o verbales con colegas o el empresario de la misma manera que el acoso laboral de cualquier clase. Cuando el desempeño del trabajador disminuye ya sea por embriaguez o toxicomanía o de forma voluntaria, asimismo se lo considera causa de despido disciplinario.

    El despido colectivo es aquel en el que un elevado número de trabajadores son apartados de sus puestos por el hecho de que la empresa ha justificado tener arduos problemas económicos, técnicos, organizativos o de producción. A éste género de despido también se lo conoce como ERE, Expediente de Regulación de Empleo

    ¿Puedes ser indemnizado por un despido improcedente?

    La indemnización compensatoria que va a recibir el trabajador que ha sido despedido de forma improcedente, será calculada teniendo en cuenta las causas del despido, el sueldo, y los años trabajados en la compañía. 

    La indemnización que se percibe cuando la causa del despido no es culpa de ninguna de las partes, es de veinte días por año trabajado, con un máximo de doce meses.

    Existen otras instancias para el cálculo de las indemnizaciones que establecen como punto de referencia el 12 de febrero de 2012. Para contratos posteriores a esa data la indemnización será de treinta y tres días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades.

    Contratos precedentes al 12 de febrero de dos mil doce, se aplica una indemnización mixta. Para el período de trabajo anterior a esa data, la indemnización va a ser de cuarenta y cinco días por año de trabajo con un máximo de cuarenta y dos mensualidades. Para el segundo período, siguiente al doce de febrero de 2012, la indemnización que se percibe es de 33 días de sueldo por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades.

    El finiquito es otro factor a tener en consideración, que es diferente a la indemnización, aunque en muchos casos se confunden. El trabajador siempre y en todo momento recibe el finiquito, con independencia de la causa del despido. Se calcula teniendo presente los días trabajados del mes del despido, las horas extras que no hayan sido cobradas hasta la data del despido y las vacaciones que corresponden al tiempo trabajado que no hayan sido disfrutadas.

    ¿Por qué es recomendable contratar un abogado especializado en despidos?

    De acuerdo al elevado número de factores implicados en el cálculo de una indemnización a percibir en el caso de despido improcedente, es recomendable contratar los servicios de un letrado especializado en despidos. De ésta forma, podremos percibir el mejor asesoramiento y asegurarnos que la indemnización recibida se ajusta a todos y cada uno de los parámetros a tener en cuenta.