Skip to main content

Cuál es el coste de un divorcio

By 2 marzo, 2022Sin categoría

Una de las preguntas más habituales al iniciar cualquier proyecto es el coste que supondría llevarlo a cabo. Por supuesto, cuando se trata de asuntos legales, es aún más importante asegurarse de tener los medios económicos necesarios. Con esa idea en mente, analizaremos los precios de algunos trámites relacionados con el divorcio. 

Qué define los costes del divorcio

¿Cuál será el precio que hay que pagar por divorciarse? Realmente está pregunta tiene varias respuestas posibles. En primer lugar, aún antes de que se inicie un trámite para disolver el contrato matrimonial ya se empieza a pagar un precio. Aunque en términos legales el divorcio no es más que la disolución de una sociedad, lo cierto es que hay más factores implicados. Por ejemplo, es un hecho innegable que la ruptura matrimonial conlleva un precio sentimental que hay que pagar.

En cualquier caso, el proceso también implica un gasto económico significativo. Cabe destacar que es imposible que haya una tarifa única para todos los procesos, pues todos los casos son distintos. Además, no hay una autoridad que obligue a los despachos de abogados a fijar una cuota estándar por sus servicios. Por eso, seguramente encontraremos que cada especialista maneja sus propias tarifas. Sin embargo, como regla general, mientras más complejo sea un caso en particular, mayor será su coste. Por eso, lo mejor es lograr acuerdos en todos los temas posibles para evitar gastos adicionales. La siguiente lista indica algunos puntos a considerar:

  • Hijos en común: entre otras cosas, será necesario decidir quiénes tendrán la custodia y si esta será compartida. Además, se fijarán acuerdos referentes a la pensión correspondiente.
  • Bienes en común: en este punto, es poco probable que haya un consenso pacifico sobre la repartición de los bienes. Sin embargo, si realmente se desea que sea un proceso breve y económico, lo ideal es que logren acuerdos.

Podemos notar que son únicamente dos aspectos en los que hay que lograr acuerdos para minimizar costes. Pero cada uno de estos aspectos está dividido en varios puntos, que no son tan fáciles de zanjar. Por ejemplo, ¿quién tendrá la custodia, o será compartida?, ¿cuál será el régimen de visitas?, ¿a cuánto ascenderá la pensión para los hijos?, si existen préstamos hipotecarios, ¿quién será el responsable de pagarlo?.

Divorcio express ante notario

Desde el año 2015, en España es posible solicitar y tramitar el divorcio express ante notario. Aunque se trata de una opción muy atractiva, no está accesible para todos los matrimonios, pues es necesario cumplir con tres condiciones: no tener hijos en común, llevar más de tres meses casados y contar con los servicios de un abogado. Este último requisito es fundamental porque es el abogado quien redactará el convenio regulador que deberán firmar ambos cónyuges. Entonces, este documento se inscribirá en el Registro civil. Si todo funciona según lo previsto, el divorcio expréss actualmente tendrá un coste aproximado de 400€. 

Ahora bien, con la finalidad de aminorar los costes, algunos despachos de abogados ofrecen realizar el trámite vía online. Esta opción permite disminuir el tiempo necesario para finalizar el trámite, a la vez que disminuye el coste total. Cabe destacar, sin embargo, que algunos trámites deberán realizarlos los implicados por su cuenta, sin los servicios del abogado que preparó el convenio regulador. De hecho, el abogado se limitará a redactar dicho documento y entregarlo listo para presentarlo ante el notario.

Divorcio de mutuo acuerdo, una opción económica

Este tipo de divorcio está diseñado para agilizar el proceso implicado. Debido a que es de mutuo acuerdo, se espera que no haya ningún contratiempo adicional o proceso legal contenciosos. Por lo tanto, los costes se reducen al mínimo, sin necesidad de pagar más honorarios al buffet de abogados que representa a cada cónyuge.

Sin embargo, lo más común es que sea casi imposible que los implicados lleguen a un acuerdo no contencioso, pues precisamente la razón por la que quieren divorciarse es que no son capaces de solucionar sus diferencias. Lo más probable es que ninguno sea capaz, no esté dispuesto, a ceder a las peticiones del otro. En esas circunstancias, es muy difícil lograr acuerdos en asuntos tan conflictivos como la crianza de los hijos, la patria potestad, la custodia y las pensiones. También es posible que cosas más sencillas, como el régimen de visita, no sean tan fáciles de acordar.

Pues bien, pensemos que por está vez sí fueron capaces de llegar a un acuerdo no contencioso. En ese supuesto, los costes se reducen a tal grado, que inclusive pueden compartir los servicios de un mismo abogado. Con eso mente, debido a que no hay un abogado que represente a alguna contraparte, entonces el trabajo es más sencillo. Sin embargo, este supuesto también es poco habitual, pues quizá ahora el desacuerdo sea sobre el letrado que deberá representarlos. 

Con todo, imaginemos que la pareja por fin se puso de acuerdo en algo. En ese supuesto, con el tiempo los citarán al juzgado para que confirme que realmente están de acuerdo con lo estipulado en los documentos presentados por el abogado. Sin embargo, a pesar que no es un acto contencioso, su coste puede oscilar entre los 950€ y los 1.500€. También es importante mencionar que el precio de un divorcio será variable, dependiendo de la comunidad autónoma donde se realice el trámite. En algunos lugares tendrá un coste medio de 700€, mientras que en otros lugares el coste oscila en los 1.800€.

Coste del divorcio contencioso

Como podrás imaginar, el divorcio contencioso es un proceso significativamente más caro. En primer lugar, al no lograrse un acuerdo, cada parte deberá contratar a su propio abogado para que lo represente. Además, también deberán contratar a un procurador. Mientras más bienes estén en conflicto, mayores serán las honorarios de los abogados.

La situación se agrava cuando es necesario que los niños en común sean valorados por un psicólogo. Habitualmente este servicio lo aporta el juzgado, pero si el juez determina que es necesaria otra opinión, entonces serán los padres quiénes deberán cubrir el coste de especialistas.

En cualquier caso, es deseable la asesoría de expertos en el tema. Así podrás recibir la mejor guía jurídica.