Skip to main content

Cómo realizar el cambio de apellidos

By 12 mayo, 2022Sin categoría

Actualmente, debido a diversas circunstancias, cada vez es más común que se solicite realizar el cambio de apellidos. Esto es posible hacerlo bajo ciertas circunstancias, claramente estipuladas en la legislación vigente. Si estás pensando en realizar dicho cambio, a continuación explicaremos los pormenores del tema.

Razones justificadas para realizar el cambio de apellido.

Existen diferentes razones por las que podría solicitarse el cambio de apellidos. En primer lugar, si el solicitante es conocido por un apellido en particular podrá adoptarlo. Sin embargo, no se le permitirá cambiarlo si sencillamente le gustaría que lo conocieran por dicho apellido. Además, en caso que ambos progenitores lo hayan presentado en el registro civil para inscribirlo tras su nacimiento, no podrá cambiar sus apellidos. Adicionalmente, y relacionado con el punto anterior, debe demostrar que le pertenece el apellido con el que desea ser conocido, esto es que sea genealógicamente posible adoptarlo. Por otro lado, el cambio de apellido no debe resultar en perjuicio de terceros. Y, por último, debe existir una causa justificable, desde el punto de vista legal, para realizar el cambio.

Como puede notarse, el cambio de apellido únicamente puede obedecer a un ajuste menor. Además, en caso que haya sido registrado con los apellidos de ambos progenitores no podrá cambiarlos en la mayoría de los casos. Sin embargo, la legislación actual contempla algunas excepciones a este respecto. En el siguiente listado encontramos algunos ejemplos:

  • Contrario al decoro: ocasionalmente pudiera ocurrir que el apellido de una persona le cause problemas graves por considerarse ofensivo. En ese caso, podría solicitar el cambio en vista del perjuicio que le causa su apellido actual.
  • Violencia de género: en caso que exista una medida de protección cautelar de carácter judicial relacionada con violencia de género, podrá realizarse el cambio de apellido en aras del bienestar del afectado.
  • Peligro de extinción: puede solicitarse el cambio de apellido argumentando que se desea utilizar está en peligro de extinción. En este caso, deberá tratarse de un apellido español y demostrarse plenamente el riesgo de desaparición.
  • Corrección ortográfica: entre todos los supuestos mencionados en este listado, este es el más fácil de cambiar. En el momento de realizar el registro original, es probable que los padres o el personal del registro civil hayan contribuido a que se escribiera mal el apellido. En tal caso, se podrá solicitar la corrección para que corresponda a la ortografía aceptada actualmente.

Cambios referentes a los apellidos paterno y materno.

Ya hemos mencionado que no es posible eliminar los apellidos de ambos progenitores si en el momento del registro se presentaron ambos para inscribirlo en el registro civil. Sin embargo, aunque no es posible eliminar o cambiar alguno de los apellidos, sí se puede modificar su orden. Habitualmente el apellido paterno se coloca primero seguido del materno. Sin embargo, se puede solicitar que se cambie el orden para preservar el materno sí así se desea.

Cabe destacar que la legislación vigente contempla la posibilidad que sean los padres quiénes designen un orden diferente en los apellidos de sus hijos. Sin embargo, esto solo lo podrán hacer para registrar a su hijo primogénito, puesto que los demás deberán llevar el mismo orden de apellidos que el primer hijo.

Ahora bien, sin importar cuál sea el orden que eligen los progenitores, cualquier persona podrá invertir el orden de sus apellidos al alcanzar la mayoría de edad. En este caso, no existen mayores complicaciones para realizar el ajuste. Finalmente, el propósito es preservar el apellido que resulte más cómodo y ventajoso para el solicitante.

Procedimiento para efectuar el cambio.

El procedimiento para realizar el cambio de propietario es relativamente sencillo. En primer lugar, el interesado tendrá que acudir a la oficina del Registro Civil donde originalmente fue inscrito. Una vez ahí procederá a llenar los formularios correspondientes para realizar la solicitud. Entonces, el personal del Registro Civil será responsable de abrir un expediente relacionado con el cambio solicitado.

Es necesario recordar que bajo cualquier supuesto siempre debe presentarse justificación para que se autorice la solicitud. Es importante resaltar que si se trata de una petición de orden de apellidos, la solicitud es aprobada sin mayores inconvenientes. Sin embargo, en los demás supuestos suele requerirse presentar más justificantes por los que debería autorizarse el ajuste.

Como puedes notar, el proceso es realmente sencillo. Pero, ¿qué ocurre si lo que se desea cambiar es el nombre? Veamos.

Cambio de nombre, ¿es posible?

En el caso del nombre, lo más habitual es que no sea posible hacer un cambio. Sin embargo, existen algunas excepciones que justificarían dicho cambio, como veremos a continuación.

Al igual que ocurre con el apellido, si la persona es conocida ampliamente por otro nombre, es posible adoptarlo legalmente. Además, si le supone un perjuicio constante su nombre actual, quizá por considerarse denigrante o humillante, se puede solicitar su cambio. Sin embargo, estos supuestos no son tan fáciles de comprobar, por lo que no es seguro que se autorice la solicitud presentada. 

Sin embargo, en otros casos puede ser más sencillo el trámite, pues corresponde principalmente a cambios fonéticos u ortográficos. Un ejemplo lo encontramos en la nombres procedentes de otro idioma. Quizá su escritura actual no corresponde a la ortografía habitual del español, por lo que podría ser recomendable adaptarlo a la grafía correcta. Esto también aplica a nombre adaptados fonéticamente procedentes de un idioma oficial en España.

En cualquier supuesto existen limitantes respecto a nuevo nombre. No puede contener más de dos nombres simples, como por ejemplo José Manuel. También se permite utilizar un nombre compuesto, como María del Rosario. Además, no puede utilizarse un nombre que corresponda al de uno de los hermano que aún vivan del interesado. Por último, no puede prestarse a algún tipo de confusión con referencia a los apellidos.

En resumen, en España es posible realizar el cambio de nombre o apellido. Si todo está en orden de acuerdo a la normativa, no debería ser un proceso difícil. En cualquier caso, siempre es recomendable contar con la asesoría de abogados especialistas en derecho civil.