Skip to main content

Adopción de menores y mayores, ¿cuál es su coste?

By 23 marzo, 2022Sin categoría

Existen dos respuestas distintas a esta pregunta. Por un lado, en algunos casos el proceso de adopción es totalmente gratuito, mientras que en otros puede oscilar entre los 6.000 y los 30.000 euros. Con esta idea en mente, surgen varias preguntas sobre la adopción de menores y mayores: ¿Cuál es la diferencia entre ambos tipos?, ¿por qué alguien querría pagar por adoptar si puede ser gratis?, ¿y cuáles son los requisitos en cada caso? A continuación, daremos respuesta a estas preguntas.

Requisitos generales

Antes que una persona interesada en adoptar inicie el proceso pertinente, es necesario que verifique si cumple con los requisitos mínimos. Esto contribuye a no dedicar tiempo innecesario a un proceso que no tendrá el resultado deseado. Al mismo tiempo, permite identificar aquellos aspectos en los que se deben modificar antes de iniciar el proceso de adopción.

Para poder iniciar el proceso de adopción es requisito indispensable que la persona interesada tenga más de 25 años de edad y que sea 14 años mayor que el adoptado. Además, los padres ya no deben tener la patria potestad del menor, ya sea porque murieron o porque se les privó de este derecho. Por último, los solicitantes deben contar con un certificado que los autorice a adoptar. Para obtenerlo es necesario someterse a una serie de pruebas para verificar que reúnen los requisitos estipulados en la legislación vigente.

Aunque no es necesario contar con los servicios de un abogado especialista en temas de adopción, es muy recomendable. En primer lugar, si hay que realizar cualquier trámite adicional, ellos pueden indicar cuál es el procedimiento más adecuado para agilizar el proceso. Al mismo tiempo, pueden encargarse personalmente de los pormenores relacionados con la adopción. Así, se reduce el estrés relacionado con la gestión burocrática.

Costes de la adopción de menores

Como mencionamos al principio de este artículo, es posible realizar el proceso de adopción de forma gratuita. Esto es solo en caso que la persona adoptada sea un niño español y si el proceso se realiza dentro del territorio nacional. Sin embargo, esta opción presenta algunas características que limitan considerablemente las opciones disponibles. 

En primer lugar, para adoptar un niño en España habitualmente hay que iniciar un proceso que durará aproximadamente 9 años. Eso se debe principalmente a que existen muchos trámites burocráticos que entorpecen la agilidad del proceso. Por otro lado, no es posible adoptar a niños menores de 8 años de edad, por lo que muchos descartan inmediatamente esta opción, pues buscan un niño más pequeño al que puedan educar desde sus primeros años. Adicionalmente, lo común es que se trate de niños con necesidades especiales. Todos estos factores contribuyen a que se recurran a otras opciones, aunque sea considerablemente más caro el proceso.

Por otro lado, la adopción internacional permite acceder a opciones más atrayentes a quienes buscan hijos en adopción. Sin embargo, esto presenta otro reto, puesto que es necesario realizar trámites tanto en España como en el país donde se desea adoptar. Esto implica envolverse en dos procesos burocráticos, con las complicaciones de cada país. Además, el coste es considerablemente mayor, oscilando entre los 6.000 y los 30.000 euros, debido a los viajes constantes que hay que hacer al país de origen del menor. Aún así, la adopción internacional es más común en la actualidad.

Adopción de mayores

Es poco probable que se desee adoptar a una persona mayor de edad. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias es el procedimiento recomendado, especialmente cuando hay que cumplir con ciertos requisitos legales. Un ejemplo lo encontramos en el derecho a recibir herencia, en el que podría darse el caso que se realice dicha adopción para convertir en heredero legítimo. Sin importar cuál sea el motivo, el coste del proceso es el mismo en términos generales.

Cabe destacar que el hecho que en España la adopción sea gratuita no significa que no haya que realizar un pago durante el proceso. Por ejemplo, en caso que se decida contratar los servicios de un abogado especialista, es lógico razonar que hay que cubrir el coste de sus honorarios. En ese contexto, el término medio oscila entre los 700 y los 1.300 euros por este concepto. Considerando el trabajo implicado, sin duda es un coste muy accesible.

Procedimiento de adopción de menores y mayores

En vista que cada país tiene su propia legislación y, por lo tanto, requisitos distintivos, es lógico que no exista un proceso único para la adopción internacional. Sin embargo, algunos aspectos son generales y aplican en la mayoría de los casos. 

Habitualmente lo primero que hay que hacer es enviar una solicitud al organismo responsable de la adopción en el país elegido. En respuesta, se pueden especificar algunos requisitos que deberá cumplir el solicitante antes de siquiera iniciar el proceso. Es común que se pida algunos exámenes, especialmente psicológicos, con la finalidad de cuidar al máximo la integridad de la persona que se dará en adopción. La idea básica de estos exámenes es determinar si el solicitante es apto para cuidar adecuadamente del menor. Cabe destacar que algunos países solo harán válidos los exámenes que se tramiten en dependencias que ellos consideren adecuados. Por lo tanto, antes de hacerlos, es necesario asegurarse de realizarlos en el lugar indicado.

El siguiente paso será enviar la documentación a la dependencia del país donde se desea realizar la adopción. Debido a las complejidades del proceso, es recomendable que este paso se realice bajo la asesoría de los especialistas en el tema. Posteriormente, si todos está en orden, se procederá a asignar la custodia del menor, incluyendo la patria potestad al solicitante. Sin embargo, es común que antes de poder sacarlo del país al menor dado en adopción se imponga un régimen de visitas previo con la finalidad de que se vayan conociendo los implicados en el proceso.

Finalmente, el proceso finaliza cuando el menor es introducido en territorio español y presentado en el Registro Civil Consular. Con la finalidad de acelerar el proceso, es mejor contar con los servicios de abogados especialistas en derecho de familia.